Toma el control de tu inventario: Maximiza su gestión en tu empresa mayorista

January 18, 2023
money in Mexico, startup charge card, corporate credit card

La gestión del inventario es una parte esencial de cualquier negocio. Te ayuda a realizar un seguimiento de las existencias de tu empresa, a gestionarlas de forma eficaz y a asegurarte de que dispones de la cantidad adecuada de producto para satisfacer la demanda de tus clientes.

Las existencias son la forma en que tu empresa gana dinero y se mantiene a flote, por lo que ignorar su control o no hacerlo con cuidado puede acarrear graves consecuencias. En este blog, exploraremos las diferentes técnicas y sistemas disponibles para la gestión del inventario, para que puedas estar seguro de maximizar su eficiencia.

1. ¿Qué es la gestión de inventarios?

La gestión de inventarios es el proceso de controlar los pedidos, el almacenamiento y el uso de materiales, bienes y productos con el fin de satisfacer la demanda de tus clientes y maximizar las ganancias. Implica el seguimiento de los niveles de inventario, el pedido de nuevos artículos y la garantía de que los productos se entregan a tiempo. Es un componente crítico de la gestión de la cadena de suministro y es vital para el éxito de cualquier empresa.

La gestión de inventarios es una tarea difícil y requiere mucha planificación y organización. Para tener éxito, hay que tener una idea precisa de los niveles actuales de inventario, saber qué artículos hay que pedir y cuándo, y disponer de un sistema eficaz de seguimiento y gestión del mismo.

El objetivo de la gestión del inventario es garantizar que se dispone de la cantidad adecuada de existencias para satisfacer la demanda de los clientes. También te ayuda a evitar el exceso de existencias y a minimizar los costes de almacenamiento. Un sistema de inventario bien gestionado puede ayudarte a ahorrar dinero, aumentar la eficacia y reducir los riesgos.

La gestión de inventarios implica el seguimiento y control de las existencias a medida que pasan de los proveedores a los almacenes y de éstos a los clientes. Para ello hay que seguir cinco etapas principales:

  1. Compras: Se trata de la compra de materias primas para convertirlas en productos o de la compra de productos para venderlos sin ensamblar.
  2. Producción: es el proceso de creación del producto acabado a partir de sus partes constituyentes. No todas las empresas se dedican a la fabricación; por ejemplo, los mayoristas pueden evitar este paso por completo.
  3. Stock en posesión: Almacenar las materias primas antes de fabricarlas (si es necesario) y los productos acabados antes de venderlos.
  4. Ventas: Poner el producto en manos de los clientes y cobrar.
  5. Informes: Las empresas deben saber cuánto venden y cuánto dinero ganan con cada venta.

2. Gestión de inventarios frente a control de inventarios

Aunque suenen parecidos, el control de inventarios es una parte fundamental de la gestión de inventarios, pero no es lo mismo.

¿Qué es el control de inventarios?

El control de inventarios es la forma de gestionar las existencias que tiene almacenadas. Esto implica conocer las existencias por dentro y por fuera: cuánto hay disponible, dónde está y en qué condiciones se encuentra. También consiste en asegurarse de que está almacenando las existencias de forma eficiente, manteniendo bajos los costes de inventario y minimizando el tiempo dedicado a su recuento y control.

Más información sobre el control de existencias.

¿Qué va primero, la gestión o el control?

La gestión del inventario es mucho más amplia que el control: tiene en cuenta la cadena de suministro, la fabricación, el cumplimiento, las ventas y la elaboración de informes. Casi todas las empresas tendrán que implantar un sistema de gestión de inventarios antes de pasar al control. De lo contrario, no tendrá forma de gestionar los proveedores, la producción o las ventas. 

Después, existen innumerables métodos para almacenar y vender mejor tus productos. Tú decides si te concentras en optimizar las compras, el control, la producción o las ventas. Por ejemplo, es posible que quieras planificar mejoras basadas en la experiencia operativa previa, por ejemplo, cambiando la forma de contar las existencias. O quizá debas ajustar los procesos para reflejar los cambios en el perfil de los productos y los pedidos, las ganancias y pérdidas de los clientes o los cambios en la demanda.

3. Ventajas de una buen gestión de inventarios

La gestión de inventarios puede ayudarte a mantener organizada a tu organización, ahorrar dinero y aumentar su eficiencia. Éstas son algunas de las ventajas puntuales de utilizar un sistema de gestión de inventarios:

  • Mejora del control de existencias: Un sistema de gestión de inventarios te ayuda a realizar un seguimiento preciso de los niveles de inventario, lo que permite tomar decisiones informadas sobre cuándo pedir más existencias. Esto ayuda a reducir el riesgo de quedarte sin inventario (stockouts) y tener exceso del mismo (overstocking). Esto a su vez puede ayudarte a reducir costos y mejorar el servicio al cliente. 
  • Reducción de los costes de almacenamiento: Mediante el seguimiento de los niveles de existencias y el pedido de artículos al por mayor, puedes ahorrar en costes de almacenamiento.
  • Mayor eficiencia: Un sistema de esta naturaleza puede ayudarte a racionalizar las operaciones y reducir el tiempo dedicado a tareas manuales de inventario.
  • Mejor servicio al cliente: Un sistema eficaz de control de inventarios puede ayudarte a prestar un mejor servicio a los clientes, garantizando que los pedidos se cumplan en tiempo y forma.
  • Reducción del riesgo de robo: También puede ayudarte a reducir el riesgo de robo mediante el seguimiento de los niveles de existencias y proporcionando registros más precisos. 

La eficiencia de una buena gestión de inventario puede lucir así de simple en una imagen:

4. Técnicas de gestión de inventarios

La gestión de inventarios implica una serie de técnicas y procesos cuyo fin último es el de gestionar tus existencias de forma eficaz. Éstas son algunas de las técnicas más comunes utilizadas para este propósito:

  • Análisis ABC: El análisis ABC es una técnica utilizada para determinar qué artículos son más importantes de almacenar y gestionar. Esta técnica separa los artículos en tres categorías -A, B y C- en función de su importancia. 

Este tipo de análisis es hoy en día una parte esencial de la actividad empresarial, y se utiliza ampliamente para productos no terminados, productos manufacturados, piezas de repuesto, componentes, artículos terminados y artículos de ensamblaje. La administración divide los artículos en tres categorías A, B y C, siendo A la más importante y C la menos valiosa. 

El análisis de inventario ABC se basa en el principio de Pareto, según el cual, el 20% de los artículos más vendidos generan el 80% del volumen de ventas. Esto significa que el 20% de los artículos más vendidos generarán el 80% de los ingresos de la empresa. También se conoce como la regla 80/20.

Esta tabla puede servir de ejemplo para este análisis:

  • Inventario justo a tiempo (JIT): El inventario JIT —just in time, por sus siglas en inglés— es una técnica utilizada para pedir y recibir artículos en pequeños lotes, justo en el momento en que se necesitan. Esto ayuda a reducir la cantidad de tiempo y dinero que se gasta en almacenar y gestionar el exceso de inventario.

La gestión de inventarios JIT requiere una planificación meticulosa de toda la cadena de suministro y el uso de un software superior para llevar a cabo todo el proceso hasta la entrega, lo que aumenta la eficacia y elimina la posibilidad de error porque cada proceso está supervisado.

Este tipo de estrategia elimina la sobreproducción que se produce cuando la oferta de un artículo en el mercado supera la demanda, lo que da lugar a una acumulación de inventarios invendibles. Estos productos se convierten en stock muerto, aumentando las mermas y ocupando espacio en las existencias. En este tipo de sistema sólo se solicita lo necesario, eliminando el riesgo de acumular existencias inutilizables.

  • Inventario cíclico: Esta técnica se emplea para contar periódicamente los niveles de inventario con el fin de garantizar la precisión. Suele hacerse con regularidad y puede ayudarte a controlar los niveles de existencias e identificar cualquier discrepancia.

Esta técnica se utiliza para medir la exactitud del inventario de una empresa y consiste en contar un pequeño grupo de artículos seleccionados de manera periódica, en lugar de contar todo el inventario en una sola ocasión al año. Al implementar esta técnica se pueden obtener varias ventajas.

Entre las más notables está la posibilidad de disponer de un registro de stock más preciso, ya que se realiza un seguimiento del indicador ERI (Exactitud de Registro de Inventario). Además, esta técnica permite organizar eficientemente el conteo de artículos, reduciendo el trabajo de un único inventario anual y agilizando la detección y retirada de artículos defectuosos o dañados. 

Al implementar el conteo cíclico de inventario, se puede mantener la productividad mientras se lleva a cabo el conteo de stock, sin interrumpir otras operativas logísticas, lo que ayudara a tomar mejores decisiones logísticas en cuanto a compras, almacenamiento o preparación de pedidos.

Sin embargo, implementar el conteo cíclico de inventario también tiene sus desventajas. Una de las más comunes es el costo, ya que requiere de un personal especializado, así como de una mayor inversión en tecnología y equipos. También puede ser complejo lograr que todo el personal a cargo del inventario esté alineado en el proceso y seguir una metodología estandarizada para llevar a cabo los conteos. 

Es importante también tener en cuenta los errores humanos, ya que incluso con una metodología estandarizada pueden existir inexactitudes. Es por eso que es necesario evaluar cuidadosamente sus ventajas y desventajas antes de tomar una decisión. 

  • Punto de pedido: Se trata de un nivel predeterminado en el que debe pedir más cantidad de un artículo concreto. Esto te permite hacer un seguimiento de los niveles de existencias y pedir artículos antes de que se agoten. 

El punto de pedido indica cuándo se debe reponer el inventario para evitar que se agoten las existencias. Suele provocar la compra de una cantidad predeterminada de inventario de reposición. Si el proceso de compra y el cumplimiento del proveedor se desarrollan según lo previsto, el inventario de reposición debería llegar justo cuando se agota el último inventario disponible. Como resultado, las actividades de producción y cumplimiento no se interrumpen, y la cantidad total de inventario disponible se reduce. 

El punto de pedido para cada artículo del inventario puede diferir debido a que cada artículo tiene una tasa de uso diferente y puede tomar una cantidad diferente de tiempo para recibir una entrega de reabastecimiento de un proveedor.

5. Tipos de sistemas de gestión de inventarios

Existe una gran variedad de sistemas de gestión de inventarios que le ayudarán a administrarlo con eficiencia. Estos son algunos de los tipos más comunes que puedes encontrar disponibles:

  • Sistema de código de barras: Este sistema se utiliza a menudo en tiendas minoristas y es una forma rentable de hacer un seguimiento de las existencias. Un código de barras genera información o datos atribuidos mediante el uso de líneas, espacios, formas y patrones legibles por una máquina. Cada código de barras es único y utiliza números y letras para categorizar y distinguir varios tipos de artículos. 

La automatización garantiza que los datos se registren en tiempo real a medida que los artículos se desplazan por toda la cadena de suministro. La mayoría de los códigos de barras requieren escáneres especializados para producir información, aunque algunos pueden escanearse con la cámara de un dispositivo móvil.

  • Sistemas de identificación por radiofrecuencia (RFID): Los sistemas RFID utilizan ondas de radio para hacer un seguimiento de los artículos del inventario y pueden proporcionar información más detallada que los sistemas de códigos de barras. Las etiquetas RFID permiten a los usuarios identificar y rastrear inventarios y activos de forma automática y única. La RFID supone un gran avance en la tecnología de identificación automática, ya que permite leer las etiquetas sin línea de visión y, dependiendo del tipo de RFID, tiene un alcance de lectura que oscila entre unos pocos centímetros y más de 20 metros. 

Esta tecnología ha recorrido un largo camino desde su primera aplicación en la Segunda Guerra Mundial, identificando aviones como amistosos u hostiles. No sólo la tecnología mejora año tras año, sino que el coste de implantación y uso de un sistema RFID está disminuyendo, lo que hace que la RFID sea más rentable y eficaz. La RFID tiene numerosas ventajas.  

Las aplicaciones van desde ámbitos generales, como el seguimiento de inventarios, a otros más especializados, como la gestión de la cadena de suministro, en función de la empresa o el sector. Las aplicaciones RFID abarcan desde el seguimiento de activos informáticos hasta el de productos textiles e incluso aspectos específicos como el de artículos de alquiler.

  • Sistemas de gestión de almacenes (SGA): el SGA es un sistema informático utilizado para hacer un seguimiento de las existencias del almacén y gestionar los procesos de inventario. Puede ayudarte a maximizar la eficiencia y reducir costes. Es decir, es una herramienta para determinar el rendimiento operativo y proporcionar informes de inventario de todo el almacén.

Por ejemplo, el rendimiento de la ejecución de pedidos (total de errores de picking, errores de embalaje, etc.), el total de pedidos ejecutados por hora para medir la eficiencia del personal, los pedidos enviados a tiempo y mucho más. 

Un SGA también puede auxiliarte con las operaciones de personal calculando cuántos pedidos esperas atender cada mes y la dotación de personal correspondiente.

El acceso a la información sobre el inventario y la visibilidad de las operaciones diarias permiten tomar decisiones informadas sobre cómo gestionar y optimizar mejor el almacén.

  • Sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP): El software ERP, también conocido como software de planificación de recursos empresariales, es una herramienta de gestión empresarial que incluye una amplia gama de funciones para optimizar la producción, el control de calidad, la gestión de la cadena de suministro y otras funciones administrativas. Suele utilizarse en empresas más grandes y puede ofrecer una visión completa de todos los procesos de inventario.

De acuerdo con un reporte de Skyquest, el tamaño del mercado mundial de este software de planificación se valoró en 51.050 millones de dólares en 2021; y se espera que alcance un valor de 95.130 millones de USD en 2028.

¿La razón? Las empresas mayoristas y de distribución necesitan tener una visión en tiempo real de toda la organización. Gracias a esta visibilidad en tiempo real se mejora la productividad de la empresa y los plazos de entrega. Te permite hacer un seguimiento de lo que está sucediendo en el almacén, saber cuántas unidades hay en stock para satisfacer los pedidos, gestionar la capacidad para programar los pedidos, asignar tareas y mucho más.

Con un sistema ERP, puedes acceder a herramientas automatizadas de gestión de inventarios que te permiten realizar transacciones sin papel y hacer un seguimiento de los productos enviados y adquiridos en varios almacenes.

6. ¿Qué es un sistema de gestión de inventarios?

Un sistema de gestión de inventario (SGI) es un sistema informático utilizado para gestionar el inventario. Puede ayudarle a controlar los niveles de existencias, realizar pedidos y supervisar los procesos de inventario. Un SGI también puede ayudarle a reducir costes, aumentar la eficiencia y mejorar el servicio al cliente.

Los SGI suelen incluir los siguientes componentes:

  1. Seguimiento del inventario: Este componente es esencial para hacer un seguimiento de los niveles de existencias de una empresa. Es posible determinar el inventario actual de un producto, los niveles mínimos y máximos, los gastos en inventario, entre otros. Esto permite a la empresa anticipar necesidades de pedidos y evitar stockouts.
  1. Puntos de pedido: Los puntos de pedido son una herramienta importante que ayuda a establecer un nivel predeterminado a partir del cual debe pedir más cantidad de un determinado artículo. Esto permite la oportuna renovación del inventario y garantizar la disponibilidad del producto para los clientes.
  1. Sistema de pedidos: Un sistema de pedidos es esencial para hacer pedidos de forma rápida y sencilla. El sistema permite realizar pedidos automatizados, programados y realizar un seguimiento de los mismos.
  1. Sistema de recepción: El sistema de recepción es esencial para hacer un seguimiento de los artículos a medida que llegan a la empresa y asegurarse de que se reciben correctamente. Esto ayuda a identificar cualquier problema o discrepancias en las entregas y tomar medidas correctivas. 
  1. Control de existencias: Un control efectivo de existencias es esencial para hacer un seguimiento de los niveles de inventario y para identificar cualquier discrepancia. Esto permite detectar problemas de inventario, tales como el exceso de existencias o el agotamiento de los productos, y tomar medidas correctivas para solucionarlos.

En resumen, un SGI es una herramienta valiosa para ayudar a las empresas mayoristas a controlar sus inventarios, mejorar su eficiencia y reducir sus costos. Los componentes mencionados anteriormente son esenciales para ayudarte a lograr una gestión efectiva de tu inventario.

7. Pasos de la gestión de inventarios

La gestión del inventario implica una serie de pasos para asegurarse de que está gestionando su inventario de manera eficiente. Estos son los pasos de la gestión de inventarios:

  • Analiza tu inventario: Es importante analizar el inventario actual para tener una comprensión clara de los productos en existencia, los niveles de inventario, los gastos, entre otros aspectos. Esto permite planificar mejor los pedidos y evitar problemas de inventario como el exceso de existencias o stockouts.
  • Establece un punto de pedido: Los puntos de pedido son una herramienta importante para determinar cuándo es necesario realizar un pedido y evitar problemas de inventario. Esto ayuda a mantener los niveles de inventario adecuados.
  • Supervisa los niveles de existencias: Es importante monitorear regularmente los niveles de inventario para asegurarse de que se mantienen en las cantidades adecuadas. Esto permite detectar problemas temprano y tomar medidas correctivas.
  • Solicitud de artículos: Una vez se ha llegado al punto de pedido, es necesario realizar un pedido para reponer los inventarios. Es importante elegir proveedores confiables y hacer seguimiento de los pedidos.
  • Recepción de artículos: Cuando los artículos han sido pedidos, es importante asegurarse de que se reciben correctamente. Es importante verificar la cantidad, la calidad, la fecha de caducidad, etc.
  • Controla los niveles de existencias: Es importante seguir monitoreando los niveles de inventario para asegurarse de que se están manteniendo en las cantidades adecuadas. Es importante detectar cualquier problema y tomar medidas correctivas. 
  • Ajusta los pedidos: Es importante ajustar los niveles de pedido para asegurar que se está manteniendo el inventario adecuado y evitar problemas de inventario. Esto implica analizar las tendencias de ventas, la demanda y las estrategias de marketing.

8. Cómo implementar un sistema de gestión de inventarios (SGI) en una empresa mayorista:

  1. Identifica tus objetivos: Antes de implementar un SGI, es importante tener una comprensión clara de los objetivos que se quieren alcanzar con la implementación del sistema. Esto puede incluir reducir los costos de inventario, mejorar la eficiencia en la gestión de inventarios, mejorar la satisfacción del cliente, entre otros. Identificando estos objetivos, será posible establecer un plan de implementación específico para alcanzarlos.
  1. Analiza la situación actual: Es necesario analizar la situación actual de la empresa, especialmente en cuanto a la gestión de inventarios. Es importante entender cómo se manejan los inventarios actualmente, qué procesos se utilizan y dónde se encuentran las áreas de oportunidad para mejorar. 
  1. Elige un sistema adecuado: Una vez que se han identificado los objetivos y se ha analizado la situación actual, es necesario seleccionar un sistema de gestión de inventarios que se adapte a las necesidades de la empresa. Es importante investigar diferentes opciones de sistemas y elegir aquellos que mejor se adapten a los objetivos de la empresa y a su presupuesto. 
  1. Implementa y capacita al personal: Una vez seleccionado el sistema, es necesario implementarlo en la empresa y capacitar al personal en su uso. Esto incluye configurar el sistema, integrarlo con otros sistemas existentes y asegurar que el personal esté capacitado para utilizar el sistema de manera efectiva.
  1. Establece procesos: Es importante establecer procesos claros para utilizar el sistema de SGI de manera eficaz. Esto incluye establecer procedimientos para ingresar y actualizar la información del inventario, pedir artículos, recibir artículos y controlar los niveles de existencias. Además, se deben establecer responsabilidades y procedimientos para resolver problemas y tomar decisiones cuando se presenten desviaciones en los inventarios.
  1. Monitorea y evalua el desempeño: Finalmente, es importante monitorear y evaluar el desempeño del sistema una vez implementado. Esto incluye realizar seguimientos regulares de los datos del sistema, medir el impacto del sistema en los objetivos previamente establecidos y realizar ajustes y mejoras en función de los resultados obtenidos. Es importante realizar una evaluación continua para garantizar que el sistema sigue siendo relevante y que se está logrando el máximo beneficio posible.
  1. Actualiza regularmente: Es importante actualizar el sistema de SGI con regularidad para mantenerlo al día. Esto incluye actualizar la información del inventario, revisar los procesos y procedimientos para asegurar que siguen siendo relevantes, y actualizar el software para asegurar que cuenta con las últimas características y mejoras. Esto ayuda a garantizar que el sistema continúa siendo eficiente y útil para la empresa.

9. Retos de la gestión de inventarios

El control  inventarios puede ser una tarea difícil, y es importante ser consciente de los desafíos comunes que pueden surgir. Éstos son algunos de los más comunes a los que tu empresa se puede enfrentar:

  1. Niveles de existencias incorrectos: Uno de los principales desafíos en la gestión de inventarios es asegurarse de tener niveles precisos de inventario. Tener niveles de inventario demasiado bajos puede causar stockouts, lo que puede afectar negativamente a la disponibilidad de productos para los clientes y a la reputación de la empresa. Por otro lado, tener niveles de inventario demasiado altos puede causar un exceso de almacenamiento y un costo adicional innecesario. Un sistema de gestión de inventarios automatizado puede ayudar a mantener niveles precisos de inventario mediante el seguimiento de sus niveles y la planificación de pedidos.
  1. Procesos manuales: Los procesos manuales de inventario, como el conteo físico de los productos, pueden ser tediosos y propensos a errores. Además, pueden requerir una gran cantidad de tiempo para completarse. Investigar en un sistema automatizado de gestión de inventarios puede ayudar a agilizar las operaciones y reducir los errores humanos.
  1. Falta de transparencia: Sin una visión completa de su inventario, puede ser difícil detectar problemas y tomar decisiones informadas. Un sistema de gestión de inventarios puede ayudar a proporcionar una visión completa del inventario, detectar cualquier desviación y tomar medidas para resolver cualquier problema oportunamente. 
  1. Mala planificación: Esto puede causar previsiones inexactas y provocar un exceso de existencias o escasez de productos. Es importante establecer una planificación adecuada para prever las necesidades de inventario, asegurar la disponibilidad de productos para los clientes y evitar costos adicionales. Un sistema de gestión de inventarios puede ayudar a establecer una planificación precisa mediante el análisis de datos históricos de ventas y el uso de herramientas de pronóstico.
  1. Mala comunicación: Una comunicación deficiente entre los distintos departamentos puede causar retrasos en los pedidos, la recepción y el almacenamiento de los productos. Es importante establecer una comunicación clara y efectiva entre todos los departamentos implicados en la gestión de inventarios para asegurar que todas las partes estén al tanto de los plazos y responsabilidades. Un SGI puede ayudar a establecer una comunicación efectiva mediante la creación de alertas automatizadas y la generación de informes precisos y transparentes.
  1. Malas decisiones de compra. La falta de datos en tiempo real puede dar lugar a pedidos al por mayor apresurados y motivados por el pánico. Sin nada concreto, es fácil caer en los descuentos de los proveedores. Pero, a diferencia de tus clientes, tus pedidos al por mayor se refieren a decenas o cientos de cajas, no a docenas de unidades. Con el tiempo, esta práctica inadecuada puede generar un exceso de existencias, rebasar el presupuesto y comprometer la calidad.
  1. Cambios constantes en el precio del combustible. Las fluctuaciones del precio del combustible tienen un impacto negativo directo en la rentabilidad de un mayorista. Por eso, aunque no esté en tus manos estabilizar el precio de los productos petrolíferos, debes aprender a maximizar tus esfuerzos de compra y entrega para reducir el consumo y los gastos de combustible. 

10. He aquí cinco consejos para una buena gestión del inventario en el ámbito mayorista.

Como mayorista puedes ahorrar dinero y aumentar la productividad gestionando las existencias de varias unidades de referencia. Sin embargo, con los retos mencionados, por no hablar de las exigencias de los clientes y los problemas de los proveedores, se hace más difícil conseguirlo.

A continuación te compartimos una serie de consejos para tener una buena gestión de inventarios, puedes complementar con estas otras medidas de gestión.

1. Agiliza la gestión de inventarios

Con un software avanzado de gestión de inventarios, un mayorista puede consultar los saldos en tiempo real para evitar carencias y excesos. Además, esta herramienta puede encargarse de tareas laboriosas y repetitivas, como la actualización manual de los niveles de inventario de miles de SKU. 

Sin embargo, no todas las herramientas de software están diseñadas para producir los mismos resultados.

2. Optimiza el espacio de almacenamiento

De acuerdo con un estudio de McKinsey, el costo mundial del almacenamiento es de aproximadamente 300.000 millones de euros al año. Y considera que esta cifra no incluye los gastos asociados a un almacén desorganizado, que inevitablemente se traducen en errores, ineficiencias, accidentes laborales y devoluciones. 

El objetivo de la optimización del almacén no es sólo crear más espacio reduciendo el inventario, sino también mantener el control y la seguridad para sus trabajadores y sus existencias. Identifica qué pasos hay que seguir en el almacén. También es útil desglosar el aspecto de las operaciones logísticas para varias ubicaciones de almacén.

3. Rastrea y mejora el flujo de mercancías

La logística de distribución supervisa los movimientos de inventario desde las entregas entrantes hasta las salientes. La recepción de entregas, el almacenamiento de existencias, el embalaje de pedidos y el envío de artículos vendidos a los clientes forman parte del proceso. Y lo que hay que hacer es eliminar los cuellos de botella en estas áreas para aumentar la productividad general.

Si no es posible satisfacer los pedidos debido a los largos plazos de entrega de la cadena de suministro, los esfuerzos no servirán de nada. Para garantizar entregas puntuales y mantener la satisfacción del cliente, tus proveedores deben firmar un contrato de plazos de entrega. Las penalizaciones por retrasos o demoras en los envíos probablemente les animarán a enviar su inventario al por mayor en función de su demanda de tiempo. Puedes utilizar alguna herramienta que haga un seguimiento de los plazos de entrega de tus proveedores. Estar al tanto de esta información puede ayudarte a encontrar una solución, como ampliar tu red y asociarte con diferentes proveedores.

4. Capacita y equipa a los trabajadores de tu almacén

Capacitar al personal de tu almacén es una manera de reforzar la gestión de tu inventario mayorista. Sólo podrás responsabilizar a tus empleados si están debidamente capacitados y equipados para cumplir con sus responsabilidades. 

Aunque tus empleados tengan un buen rendimiento, no está de más dotarlos de conocimientos y habilidades adicionales. Depende totalmente de ti determinar qué programas pertinentes deben implantarse y quién debe recibir dicha formación. 

​​5. Mejora de las previsiones de inventario

Una previsión precisa del inventario es la piedra angular de la gestión de inventarios mayoristas. Como mayorista, no sólo atiendes a consumidores finales que pueden tolerar pequeños retrasos en sus pedidos personales. Vendes a empresas que están en contacto directo con los clientes. Por lo tanto, estás obligado a satisfacer su demanda minorista a tiempo y evitar la falta de existencias.

Al utilizar una herramienta centrada en la previsión de inventarios, puedes interpretar los datos históricos de ventas, los acontecimientos actuales y otras muchas variables para analizar la demanda futura.

En resumen

En conclusión, la gestión del inventario es fundamental para el éxito de cualquier negocio mayorista. Es importante estar al tanto de las existencias y tomar medidas para maximizar su eficiencia. Utilizando las técnicas y sistemas adecuados, puedes asegurarte de tener el inventario necesario para satisfacer la demanda de tus clientes, evitar sobreabastecimiento o escasez, y ahorrar tiempo y dinero. 

Evidentemente, este tipo de tácticas conllevan el uso de herramientas que representarán un desembolso importante, por lo que no estaría de más que consideraras el apoyo de una solución financiera que no impacte en tu flujo de efectivo y puedas seguir con la operación como si nada. Toma el control de tu inventario y verás cómo tu empresa florece.