Nearshoring en México: la solución que puede cerrar la brecha de habilidades en la industria manufacturera de Estados Unidos

Nearshoring en México: la solución que puede cerrar la brecha de habilidades en la industria manufacturera de Estados Unidos

Por
Alfredo Sánchez

Hoy en día, el mundo empresarial global enfrenta un gran problema: la brecha de habilidades entre los trabajadores y las necesidades del mercado laboral. Esta problemática se observa claramente en la industria manufacturera, donde existen numerosas vacantes disponibles que no pueden ser cubiertas por candidatos capacitados en las habilidades requeridas. 

Centrándonos en nuestro vecino del norte, por ejemplo, según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes, se espera que para 2030 existan en Estados Unidos 2.1 millones de empleos vacantes en la industria manufacturera debido a la escasez de trabajadores calificados.

Esto es una muy buena noticia para México, pues hay muchas empresas manufactureras que están volteando a ver a nuestro país para encontrar trabajadores capacitados para maquilar sus productos: México les ofrece una opción muy viable, pues a pesar de tener una gran fuerza laboral calificada y educada, nuestro país aún no ha sido explotado como fuente de trabajadores para el sector.

El Nearshoring y la mano de obra en México

Primero vale la pena dar un contexto.El término "Nearshoring", como hemos mencionado en previos blog posts, se refiere a la práctica de establecer operaciones empresariales en países cercanos a la ubicación de la empresa madre. En el caso de la industria manufacturera estadounidense, México se ha convertido en un destino evidente para el Nearshoring debido a su proximidad geográfica, la capacidad de su fuerza laboral y sus acuerdos comerciales con Estados Unidos.

México ha invertido significativamente en su fuerza laboral en las últimas décadas, particularmente en áreas como la ingeniería y la tecnología. Los trabajadores mexicanos tienen un gran potencial para satisfacer las necesidades de las empresas estadounidenses que buscan empleados con habilidades específicas. Además, el costo laboral en México es significativamente menor que en Estados Unidos, lo que puede ser una ventaja competitiva para las empresas que buscan reducir sus costos de producción.

El Nearshoring en México también puede ser una oportunidad para establecer una asociación comercial más sólida entre ambos países. Las empresas que decidan “Nearshorear” pueden beneficiarse de una mayor eficiencia en su cadena de suministro, mayor flexibilidad y una mejor gestión de los costos.

En busca de los trabajadores adecuados

La industria manufacturera de Estados Unidos está experimentando una importante escasez de trabajadores cualificados, ya que el número de estadounidenses empleados en trabajos de fabricación ha disminuido, de acuerdo con cifras de la Oficina de estadísticas laborales de Estados Unidos, en aproximadamente 5 millones en comparación con hace 20 años . A pesar de que el número de ofertas de empleo en el sector es casi récord, la pandemia del COVID-19 ha provocado según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Estados Unidos (NAM por sus siglas en inglés) una pérdida del 63% de los puestos de trabajo en la industria hasta finales de 2020.

Hay varias razones por las que la gente está optando por no seguir su trayectoria en la industria manufacturera, entre ellas:

Jubilación de los Baby Boomers: La edad promedio de un empleado en el sector manufacturero es de 44 años y, a medida que se jubilan los trabajadores de mayor edad, no se les sustituye con la suficiente rapidez. Según Carolyn Lee, directora de desarrollo de mano de obra de la Asociación Nacional de Fabricantes, en Estados Unidos, cada ocho segundos se jubila un baby boomer.

Falta de formación adecuada: Hacen falta programas de formación para que los trabajadores desarrollen los trabajos de alta tecnología y alta calificación que requiere la industria manufacturera de hoy. Los fabricantes necesitan técnicos de ingeniería multifuncionales con conocimientos tradicionales de fabricación, así como conocimientos de ingeniería. El desarrollo de canales de talento localizados con socios educativos en la comunidad es esencial para que los fabricantes encuentren trabajadores con habilidades especializadas.

Percepción anticuada de los empleos en el sector manufacturero: Otro problema que contribuye a la escasez de mano de obra en la industria es una percepción anticuada de lo que implican los trabajos de fabricación. Mucha gente sigue pensando que son trabajos sucios y sobre todo peligrosos. Eso sin duda obliga a los empresarios deben trabajar de la mano para cambiar esta percepcióny ampliar y diversificar la cantera de talentos.

Renuncias: Desde el estallido de la pandemia, las renuncias de trabajadores en la industria manufacturera han aumentado casi un 60%, según el Washington Post. Los trabajadores citaron la falta de control sobre sus horarios, los bajos salarios y el hecho de tener que trabajar durante la pandemia como motivos para marcharse.

Sin embargo, las empresas manufactureras de EE.UU. tienen la oportunidad de hacer frente al déficit de cualificación aprovechando la mano de obra de México. Con una mano de obra numerosa, cualificada y formada, México es una fuente infrautilizada de trabajadores del sector manufacturero que puede ayudar a colmar la brecha de talento en Estados Unidos.

El impacto de la escasez de mano de obra capacitada en el sector manufacturero

La falta de trabajadores calificados en la industria de la manufactura no solo obstaculiza el crecimiento de las empresas, sino que también tiene un efecto dominó en la economía en general. Según la Asociación Nacional de Fabricantes, encontrar el talento adecuado es ahora un 36% más difícil que en 2018, a pesar del aumento de trabajadores disponibles debido a la pandemia.

Sin embargo, la escasez de trabajadores en la bolsa de trabajo también conduce a otros desafíos que los fabricantes deben enfrentar. Contratar a candidatos inadecuados puede hacer que se pierdan oportunidades de producción, se reduzca la inversión empresarial y disminuyan las oportunidades de desarrollo de productos. Además, la competencia por los trabajadores capacitados puede obligar a las empresas a recortar costos en otras partes de sus operaciones, lo que puede repercutir negativamente en sus operaciones a largo plazo.

Otro problema asociado a la contratación de trabajadores no calificados es la posibilidad de que aumenten los costos debido a la mala calidad del trabajo. Esto podría suponer mayores gastos para los fabricantes cuando tengan que rehacer un trabajo defectuoso o indemnizar a terceros por cualquier problema causado por mano de obra no capacitada.

Los continuos retos laborales también podrían obstaculizar la capacidad de las empresas manufactureras estadounidenses para expandirse e invertir en tecnologías emergentes que mejoren los índices de productividad y la seguridad en el lugar de trabajo, lo que agravaría el ciclo. En consecuencia, es importante explorar otras opciones, como el nearshoring en México, para abordar el déficit de cualificaciones e impulsar el crecimiento empresarial.

La mano de obra capacitada de México, elemento clave

Como socio comercial y manufacturero de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, México cuenta con una reserva de mano de obra calificada que puede ayudar a llenar los vacíos en los procesos de producción actuales de las empresas manufactureras estadounidenses. Esta asociación es aún más fácil gracias al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Un sector clave, por ejemplo, es la a industria automotriz de México, que representa una parte importante del total de las exportaciones de manufactura, constituyendo el 41.6% (139.8 mil millones de dólares) de todos los sectores industriales en 2020. 

La industria automotriz es también una fuente de trabajadores altamente calificados en diseño, manufactura y electrónica. Con una gran variedad de industrias relacionadas con el automóvil, México se convertirá en el quinto productor mundial de vehículos en 2025. 

La industria de manufactura de componentes electrónicos también está en auge en México, gracias a la experiencia de las maquiladoras. Las empresas que buscan alternativas a sus operaciones de fabricación en China están descubriendo que los socios de fabricación por contrato de México pueden proporcionar componentes electrónicos de calidad comparable o superior.

Al utilizar la mano de obra calificada de México, las empresas manufactureras estadounidenses pueden llenar la brecha de habilidades, aumentar la eficiencia y estimular el crecimiento de la economía.

Invierte en la capacitación de tus empleados con Tribal

Ahora bien, para que los empleados mexicanos puedan aprovechar esta oportunidad que se presenta, es necesario que las empresas cuenten con plantillas de personal calificada que posean las habilidades y conocimientos necesarios. Por lo tanto, es importante que las empresas inviertan en la capacitación de sus empleados para que puedan adquirirlas para ser valiosos dentro de este mercado laboral.

Sabemos que los programas de capacitación para plantillas de trabajadores suelen ser costosos y pueden amenazar al flujo de efectivo de tu operación. Una forma en que tu empresas pueda invertir en esta capacitación es a través del financiamiento que ofrece Tribal. Nuestra solución financiera integral te permite pagar a tus proveedores en México o en el extranjero, con un financiamiento de hasta 120 días.

Por otro lado, nuestra plataforma de control de gastos te permite visualizar y centralizar en una sola aplicación todos los gastos de tu empresa en tiempo real. Cabe apuntar que la solución de financiamiento no tiene costos ocultos, así que pagas solo por lo que usas, esto considerando los pagos locales o internacionales, ninguno tiene costo por transacción. La plataforma empresarial no tiene costo de mantenimiento, y las tasas de interés son pagadas solo por lo que uses y cuando lo uses.

Por último, y no menos importante, el servicio está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Puedes realizar pagos al momento o programarlos, y tus transacciones masivas se pueden realizar en pocos clics. 

En conclusión

En resumen, el Nearshoring en México ofrece una solución práctica para cerrar la brecha de habilidades en la industria manufacturera de Estados Unidos. La fuerza laboral calificada de México y su proximidad geográfica son ventajas competitivas que pueden beneficiar a ambas economías. Si bien hay desafíos por superar, como la percepción anticuada de los trabajos en la industria manufacturera, los beneficios potenciales son enormes. Si se aborda adecuadamente, el Nearshoring en México puede ser un win-win para todos los stakeholders.