Venture Capital: guía para emprender el viaje

Antonio Campos
Publicado:
January 21, 2022
money in Mexico, startup charge card, corporate credit card

En el mercado existe una amplia variedad de financiamientos para empresas. La oferta abarca desde proyectos en etapas tempranas (en busca de capital semilla o en Serie A) hasta compañías que ya tienen presencia en la bolsa de valores.

En esta ocasión, queremos compartir una guía de viaje con los founders de emprendimientos en busca de inversión para desarrollar las primeras etapas de su proyecto.

Particularmente, queremos abordar la industria de Venture Capital (al que también se le conoce como VC o capital de riesgo), que desde hace unos años ha incrementado su presencia en Latinoamérica con la intención de encontrar nuevos proyectos.

De acuerdo con estimaciones presentadas por Andrés Fontao, cofundador de Finnovista, las inversiones en capital de riesgo en el continente alcanzaron los 6,400 millones de dólares durante el primer semestre de 2021.

El entusiasmo con que muchas personas decidieron aventurarse a emprender en un contexto desafiante, está siendo correspondido con apertura por parte de los fondos de inversión de riesgo.

Con ese espíritu, la apuesta de este artículo es identificar algunos escenarios que posiblemente van a aparecer cuando acerques tu proyecto a uno de estos fondos. Especialmente, si se encuentra en etapa de arranque o en busca de capital semilla.

La intención es entender qué es lo que buscan, cuál es la característica que los distingue entre sí, y qué puedes esperar al acercarte a ellos.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Venture Capital?

Se conoce como venture capital a la inyección de recursos con la que un grupo de inversionistas representados por una firma financia una pequeña o mediana empresa con alto potencial de crecimiento en el largo o mediano plazo.

El origen de este capital varía: puede provenir de inversionistas privados (que es la fuente predominante), banca de desarrollo, o alguna otra institución financiera. Generalmente, se integra durante las primeras etapas de la empresa, es decir, como capital semilla o en Serie A, pese a que no está limitado a ellas.

También cabe destacar que los recursos con los que un fondo de inversión de riesgo participa en una empresa no siempre son monetarios. Otras maneras con las cuales complementa la liquidez son: acompañamiento en la gestión del negocio o asesoría técnica.

Al invertir en etapas tempranas, asumen el riesgo de que la empresa no cumpla con las expectativas de crecimiento, razón por la cual la mentoría es crucial y la recompensa en casos de éxito es vasta. Esto se debe a que, a cambio de la inversión, el fondo suele recibir un porcentaje del equity de la empresa.

Lo anterior diferencia al capital de riesgo de fuentes más tradicionales (como los bancos, los instrumentos financieros a corto plazo, o la deuda). El fondo de inversión arriesga capital a cambio de equity, pero ofrece su expertise para crecer el negocio; por su parte, el emprendimiento entrega un porcentaje de equity y por él, recibe el efectivo y la oportunidad real de escalar su proyecto.

En suma:

El capital de riesgo es aquel que invierte en pequeñas y medianas empresas cuyo potencial de crecimiento justifica el riesgo para los inversionistas de otorgar capital a un negocio que todavía no genera las ganancias necesarias para retornar la inversión.

De ahí que también se le conozca como capital emprendedor, pues si hubiera que resumir los dos elementos principales que aporta el VC a la empresa serían liquidez y mentoría.

Ahora, es cierto que no todos los fondos de venture capital funcionan de la misma manera. No obstante, se pueden destilar las características clave que los componen:

  1. Tesis de inversión
  2. Características del portafolio
  3. Hoja de términos

Analicemos uno por uno.

1. Tesis de inversión

Si para construir una casa se necesitan los planos, para que tu empresa colabore con una firma de VC se requiere la tesis de inversión.

El Founder Institute la define como la estrategia con la que un VC produce ganancias para sus inversionistas. Es común que en el enunciado se identifique la etapa de inversión, la región, y el giro de las empresas.

Este es un template de una tesis de inversión elaborado por VC Lab, el fondo de inversión del Founder Institute.


Otra manera de entenderla es como el diferenciador del fondo de inversión. Es por medio de la tesis que el fondo atrae inversionistas y logra persuadirlos de que sus criterios operativos son los adecuados para acrecentar la rentabilidad de su inversión.

Los inversionistas, a su vez, obtienen de la tesis una idea clara de los objetivos y del perfil del fondo, así como de sus preferencias para la asignación de activos.

Tesis e inversionistas son inseparables en la medida que se trata de los elementos que constituyen el perfil del fondo (por ello es que en la industria a los fondos también se les conoce como firmas).

Una buena práctica para conocer el fondo al que desees presentar tu proyecto es analizar su tesis e investigar el perfil de los inversionistas que lo respaldan

2. Características del portafolio

Fuente: The One Thing Every Venture Capitalist Wants.

En términos generales, un portafolio es la colección de inversiones de una persona, empresa o fondo. Puede estar compuesto por acciones, bonos, dinero o sus equivalentes, bienes raíces, e incluso obras de arte.

Sin embargo, en el contexto de un fondo de inversión de riesgo, el portafolio suele estar integrado por aquellas empresas a las cuales ha inyectado capital y en las que posee equity.

De forma análoga a como la tesis y los inversionistas van de la mano, así también el portafolio y el grupo de especialistas que gestionan el fondo: son ellas y ellos quienes generan la data y los análisis que permiten la toma de decisiones.

Los principios con los cuales se administran los portafolios de los fondos de inversión de riesgo están sujetos por los índices, análisis de costos, y capital de los que dispone cada uno.

Sin embargo, la característica que los define es su tolerancia al riesgo. O en otras palabras: la capacidad que tenga el fondo de soportar que el valor del equity que obtuvo de la empresa esté a la baja, delimitada por un rango específico de tiempo.

Esto significa que, aunque conceptualmente el VC se diferencia por respaldar emprendimientos en etapas tempranas, hay fondos que pueden permitirse asumir mayores riesgos.

3. Hoja de términos

¿Recuerdas los planos de la casa que utilizamos para construir los cimientos de tu nueva sociedad? Bien, pues si esa fue la tesis, es momento de revisar el contrato de compraventa. Hablamos de la hoja de términos o term sheet.

Al igual que con la tesis de inversión, existen estándares en la industria que indican lo que debe contener este documento. Sin embargo, es a discreción de cada fondo si toman las prácticas estándares o las ajustan.

Como en la mayoría de oportunidades de inversión, las condiciones de un term sheet dependen y se forman en referencia al activo sobre el cual se establecen los términos.

Por ello, es primordial el conocimiento de los involucrados sobre el tiempo que establecerán para que la empresa entregue resultados que justifiquen la inversión. También, si bajo ciertas condiciones, será necesaria una mayor inversión de parte del fondo.

El Silicon Valley Bank recomienda a emprendedores e inversionistas una meticulosa y debida diligencia, pues la hoja de términos será la piedra angular sobre la que se sostendrán:

  • Los acuerdos para las compras de acciones.
  • Las atribuciones de los inversionistas.
  • Las condiciones del derecho de tanteo (o ROFR, por sus siglas en inglés).
  • Los acuerdos de votación y la gobernanza corporativa.
  • Otros términos económicos y de control.

Para recapitular

El objetivo de este artículo es acercar información a proyectos emprendedores en etapa de arranque sobre los fondos de inversión de riesgo, a medida que su presencia en Latinoamérica se expande.

Primero: ya sabemos que la tesis de inversión es como la huella dactilar del fondo. Es la característica que lo hace único, y probablemente el punto de arranque para que analices la pertinencia de tu empresa en relación con los inversionistas.

Segundo: identificamos que el recurso más importante de un fondo es su portafolio. Cada inversión es cuidadosamente analizada, pues los perfiles de las empresas que lo integran moldean la parte más pública de su identidad. Por ello, asegúrate de evaluar el panorama y visualiza si tu empresa es compatible con el fondo.

Tercero: imaginemos que hubo un acercamiento, hiciste el pitch, y hay una intención de parte del fondo para respaldar tu proyecto. Es momento del due diligence: la hoja de términos será el primer paso vital para que esta nueva sociedad prospere.

Por último, te recomendamos no perder de vista que son más las similitudes entre un emprendimiento y un fondo de inversión de riesgo que sus potenciales diferencias. Al final del viaje, su objetivo es muy similar: emprender proyectos innovadores y disrumpir industrias.