Vehículos eléctricos e híbridos: ¿por qué no terminan de arrancar?

September 30, 2022
money in Mexico, startup charge card, corporate credit card

Los vehículos eléctricos e híbridos son la gran apuesta hacia el futuro de la industria automotriz.

Cada año, la aceptación de los consumidores y el interés de los fabricantes va creciendo. De acuerdo con un estudio de Bain & Company, los vehículos eléctricos se convertirán en una mejor elección de compra en los próximos años. Los datos que evidencian esta tendencia son:

  • Para 2025, significarán el 12% de la venta de vehículos nuevos y más del 50% para 2040.  

  • El 50% de los encuestados en Estados Unidos, Alemania y China dicen tener la intención de comprar un vehículo eléctrico.

  • Los principales argumentos de los consumidores interesados en este producto son la concientización sobre el medio ambiente y los subsidios del gobierno a estos vehículos.

Sin embargo, son especialmente estos países donde el costo, los incentivos y la infraestructura les permiten tener una perspectiva un tanto más optimista sobre la adopción de estos vehículos.

En contraste, regiones como Latinoamérica todavía están lejos de posicionarse como líderes en esta categoría. Frente a la inminencia de la transición, el avance sigue siendo lento, aunque optimista.

Como señalan estas cifras de Statista, los automóviles eléctricos o híbridos continúan siendo minoritarios en la región. Aunque México y Chile muestran una tendencia a la alza, los vehículos eléctricos representan menos del 10% del total de las compras de autos particulares.

Los obstáculos a los que hicimos referencia anteriormente (costo, incentivos e infraestructura) sin duda tienen un impacto importante en que la adopción de vehículos eléctricos e híbridos no acelere como la industria –e incluso los consumidores– quisieran.

Por ello, en este post, queremos enfocarnos en el caso mexicano, que sin duda es representativo de la región.

¿Cómo avanzan los vehículos eléctricos e híbridos en México?

México es quizá el país más importante para que la manufactura y exportación de vehículos híbridos y eléctricos prosperen en la región.

Es sabida la calidad que hay en la industria de la producción de componentes en el país, así como una mano de obra calificada y competitiva. En conjunto, estas dos situaciones, aprovechando la ubicación estratégica con Estados Unidos, generan un alto valor agregado en la plataforma de manufactura nacional.

¿Cuál es el problema entonces? Analicemos los datos.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), de enero a octubre de 2021 la venta de vehículos híbridos y eléctricos alcanzó casi 40,000 unidades comercializadas, un aumento del 112% respecto al año anterior.

No obstante, esto quiere decir que, en su mejor año, la venta de estos vehículos representó menos del 5% de la venta total de autos en el país, que rondó las 1.1 millones de unidades.

Los obstáculos que impiden una mayor adopción de esta categoría de vehículos tienen, por partes iguales, ingredientes de historia y de las propias ventajas competitivas de México como líder de manufactura automotriz en Latinoamérica.

Nos referimos a que la industria nacional cuenta con un rubro de componentes para vehículos de combustión interna longevo en el ámbito empresarial de México, aunado a la importancia histórica que tienen los hidrocarburos para la economía del país.  

Esto ha logrado que los actores involucrados, como gobierno, iniciativa privada, asociaciones y cámaras empresariales, participen de manera coordinada en la industria, construyendo una robusta cadena de valor.

Sin embargo, desde el punto de vista que nos ocupa, que considera un proceso de transición en el tipo de energía que utilizan los vehículos, las inversiones realizadas en autos de combustión interna ponen en perspectiva la pertinencia económica de un viraje en este sentido.

En un mundo donde los criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza, por sus siglas en inglés) se posicionan como elementos de primera importancia para las empresas exitosas, sin duda esta situación inclina la pendiente para las manufactureras interesadas en explorar una inversión en el rubro.

Principales retos para la industria automotriz

El panorama que describimos anteriormente, por supuesto, implica retos que se deben superar si la industria quiere dar el salto y no quedarse fuera de un mercado cuyo potencial en otras geografías podría justificar nuevas inversiones.

Particularmente en México, los consumidores incrementaron su preferencia por esta clase de vehículos en un 41%, según reveló el Estudio Global del Consumidor Automotriz 2022 de Deloitte.

Analicemos cuáles son algunos de los principales retos que tienen por delante tanto las empresas como los consumidores.

Costo de las unidades

Pese a que la oferta de vehículos híbridos y eléctricos ha crecido en los últimos años, su costo sigue estando por encima de la media de un vehículo compacto (alrededor de $399,000 pesos MXN), los cuales sólo están disponibles con motores de combustión interna.

En cambio, los modelos más económicos de vehículos eléctricos difícilmente están por debajo de los 500 o 600 mil pesos, si es que el consumidor busca un modelo de más de 2 plazas.

Incentivos

Puede ser que los consumidores con acceso a un plan de financiamiento atractivo evalúen comprar un vehículo eléctrico o híbrido pensando en el costo que ahorrarán a futuro en combustible, verificación y tenencia.

No obstante, las condiciones actuales para el acceso a un producto financiero de este tipo sigue sin estar al alcance de un volumen de consumidores adecuado para escalar la adopción de los vehículos eléctricos e híbridos.

Tanto instituciones financieras como distribuidoras, e incluso autoridades desde el área fiscal, deberán trabajar conjuntamente para acercar una oferta de esta naturaleza a más personas.

Infraestructura

Por último, aún cuando disminuyeran los precios de las unidades y los consumidores tuvieran a la mano la posibilidad de financiamiento para estos vehículos, el gran problema a resolver es el de la infraestructura que dará soporte a estos vehículos.

En los países donde los autos eléctricos tienen un mayor nivel de aceptación (como Alemania, China, Estados Unidos, o los países escandinavos) es en parte gracias a que es común encontrar puntos de recarga para los autos eléctricos. O incluso, que los propietarios tengan la capacidad de instalar una estación de carga en sus hogares.

En México –y en Latinoamérica en general–, tanto las estaciones en lugares públicos como las modificaciones en los hogares aún son insuficientes y muy costosas, respectivamente. Statista calcula que en México hay 3,000 estaciones de recarga actualmente, lo cual merma el interés de los consumidores en este tipo de vehículos.

Para efectos prácticos de esta problemática, basta hacer el ejercicio de ponerse en los zapatos de un propietario de un vehículo eléctrico que debe hacer un viaje de fin de semana desde la capital mexicana a Guadalajara.

Actualmente este tipo de vehículos tiene una autonomía promedio de 320 kilómetros. La distancia en carretera entre la Ciudad de México y Guadalajara es de 550 km. ¿Cuántos puntos de recarga rápida hay entre las dos ciudades? ¿Cuánto tiempo le toma a un auto eléctrico promedio recargar la batería suficiente para completar el viaje?

No suena a algo muy viable, al menos por el momento.

¿Podrán arrancar los vehículos híbridos y eléctricos en México?

Los retos a los que se enfrenta la industria automotriz en materia de movilidad eléctrica e híbrida son complejos y requieren soluciones integrales que, en muchos casos, aún no están disponibles.

No cabe duda de que los próximos 5 serán determinantes para consolidar la demanda y los siguientes 10 para satisfacerla, según algunas estimaciones.

Tanto sector público como privado tendrán que trabajar de cerca para cumplir esta meta y no dejar rezagada a la industria automotriz mexicana ante una tendencia que parece inminente en otras geografías.

México tiene la oportunidad de liderar la adopción de vehículos eléctricos e híbridos en la región.

Artículos Relacionados

Únete a la tribu y déjanos impulsar tu crecimiento.

Aprovecha por tiempo limitado, cero costos de apertura y uso.

Regístrate