Cómo valuar una startup: conoce 5 métodos y cuándo es mejor aplicarlos

Tribal Staff
Publicado:
January 28, 2022
money in Mexico, startup charge card, corporate credit card

Después de analizar más de 100 informes post-mortem, CB Insights reconoció que la principal razón por la que una startup fracasa, es quedarse sin dinero o fallar al intentar buscar una ronda de capital.

Por su parte, los fondos de capital de riesgo suelen atribuir sus reservas al momento de invertir en una empresa a que los emprendedores desconocen su valor o le asignan un precio desproporcionado.

Las causas de esta situación pueden variar: desde la inexperiencia de los emprendedores que recién se embarcan en su primer proyecto, pasando por malas experiencias con asesores financieros, hasta el desconocimiento sobre métodos de valuación para startups.


Por ello, si te mueves en el ecosistema de las startups y estás en busca de escalar tu negocio, es muy probable que necesites la ayuda de inversionistas que apoyen tu proyecto. Cuando llegue ese momento, debes saber cómo valuar una startup y lograr darle números certeros a tus posibles próximos socios.


En este artículo te queremos compartir algunos métodos que puedes utilizar para valuar una startup de forma adecuada, además de ejemplos de posibles factores que pueden afectar tu valuación.

¿Cómo valuar una startup?

Uno de los factores que determinan la valuación de una startup es el mercado. Es decir, a qué público va dirigido el producto o servicio, quiénes lo usan y qué tan escalable es la posibilidad de conseguir más consumidores.


Otro factor importante es el flujo de efectivo. Normalmente, durante las etapas tempranas del proyecto es posible que no cuente con utilidades. No obstante, si la empresa tiene potencial para generar un alto impacto y crecer aceleradamente, será un proyecto atractivo para los inversionistas.

Ante un escenario como este, debes considerar ciertos cambios dentro de tu empresa. Por ejemplo, necesitarás incrementar el tamaño de tu equipo, lo que te generará costos por el incremento de nómina y por la campaña de reclutamiento que deberás iniciar. Por esta razón, es necesario que hables con el inversionista para que quede claro cuál es el tiempo y el restante del efectivo que tiene el negocio, antes de quedarse sin capital.


Otro factor importante es el costo de adquisición del cliente, o CAC, por sus siglas en inglés. Supongamos que al invertir US$500 en una campaña de marketing, se logran captar 500 clientes. Esto daría como resultado un costo promedio de US$1 por cliente.


Ya que reconocimos algunos de los factores que influyen en el proceso de valuación de una startup, analicemos algunos de los métodos disponibles y en cuáles situaciones te conviene más utilizarlos.


Métodos para valuar una startup


1. Costo de duplicación


Este método se basa en calcular el costo total de la empresa desde el origen, es decir;  debes calcular cuánto costaría duplicar la empresa desde el principio del proyecto.


Imagina que calculamos el costo de una app con gran potencial. Se deberá considerar el tiempo invertido en dicha aplicación, las personas involucradas en el proyecto, el capital invertido en la misma, gastos de oficinas, patentes, investigación o salarios.


Este modelo tiene ciertas desventajas, debido a que no se toma en cuenta el crecimiento exponencial que puede llegar a tener una startup, ni el posicionamiento de la marca dentro del mercado.

¿Cuándo se recomienda utilizarlo?


El Corporate Finance Institute recomienda utilizar este método para valuar empresas que aún no generan utilidades.


Ningún inversionista experimentado querrá invertir en un negocio que él mismo podría replicar. La ventaja competitiva que tienes se encuentra en la experiencia y el insight que has cultivado.


2. Flujo de efectivo descontado


Este método calcula el valor actual neto (NPV, por sus siglas en inglés) de las cantidades potenciales en el flujo de caja de una empresa. O en otras palabras: la cantidad de efectivo que se proyecta que el negocio produzca y tenga disponible para operar.


Regularmente, este método suele ser utilizado por empresas grandes y mucho más consolidadas que una startup. Sin embargo, puede ser de ayuda cuando se busca una alternativa a métodos de mayor profundidad, como la capitalización de ingresos.


Básicamente, se trata de un pronóstico en el que se define el flujo de efectivo que generará la empresa, al que se le aplica una tasa de descuento. La fórmula que se utiliza para realizar esta proyección es la de valoración de activos financieros (CAPM, por sus siglas en inglés):


E (ri)= rf + β [E (rm) – rf]

Donde:


  • E (ri) = Tasa de rentabilidad esperada de un activo concreto (una acción o título de crédito, por ejemplo).
  • rf = Rentabilidad del activo sin riesgo (aunque todos los activos financieros se consideran de riesgo, se acostumbra utilizar los de menor índice, como los de deuda pública).
  • β = Beta de un activo financiero
  • E(rm): Tasa de rentabilidad esperada del mercado en que cotiza el activo (por ejemplo, del IBEX 35).

¿Cuándo se recomienda utilizarlo?

Este modelo puede presentar algunas desventajas, ya que necesitarás un análisis profundo y detallado para obtener un cálculo realista.


Dado que asume que cualquier cantidad que se invierta hoy tendrá un mayor valor en el futuro por vía de los intereses, se recomienda utilizarla si tu empresa tiene la capacidad de emitir bonos o cuenta con activos inmobiliarios.


3. Método de Venture Capital


Este método es utilizado por fondos de capital de riesgo (Venture Capital). Es importante que lo tomes en cuenta si quieres valorar una startup, pues frente a la agresiva expansión que estos fondos impulsan invirtiendo en startups, se trata de una alternativa de financiamiento atractiva


En esta valuación puedes partir del cálculo de un exit (o venta de la empresa frente a un comprador) y ese  mismo número lo debes traer a valor presente.


Pongamos un ejemplo: imagina que existe una empresa con un múltiplo de 5 veces ventas. Este negocio espera vender US$50 millones de pesos en 7 años. Pero si se desea alcanzar este objetivo, la empresa tendrá una dilución del 16% y el inversionista espera un rendimiento del 40% anual.


Si quieres obtener una valuación más precisa puedes utilizar la siguiente fórmula:


  • VA= [VF*Múltiplo*(1-dilución)]/[(1+r)^t]
  • VA= [50,000,000*5*(1-.16)]/[(1+.40)^7]
  • VA= 210,000,000/10.54
  • VA= $19,924,098.7

¿Cuándo se recomienda utilizarlo?


Como su nombre lo indica, tómalo en cuenta si está entre tus planes acercarte a un fondo de inversión de riesgo.

4. Método First Chicago


Este método es muy similar al anterior, solo que en este caso se agregan algunos escenarios:


  • Escenario optimista.
  • Normal.
  • Pesimista.


Nota: Se les asignan una probabilidad de cumplimiento de la estimación.


Una de las desventajas de este método es que existe mucha incertidumbre al momento de calcular la probabilidad de cuál escenario será el adecuado.


5. Múltiplos de ingresos comparables con empresas públicas


Este método es de los más utilizados, debido a su facilidad. Consta de multiplicar tus ventas por un múltiplo comparable a la industria en la que se encuentre tu compañía.


Por ejemplo, si estás en la industria automotriz, puedes realizar una investigación de los estados financieros de las compañías públicas, analizar sus ventas y su capitalización de mercado, y con esta información podrás conocer los múltiplos correctos.


Una vez que obtengas todos los múltiplos de tu sector, deberás sacar el promedio para tener un valor aproximado del múltiplo.


¿Cuándo se recomienda utilizarlo?


En realidad, puedes utilizar este método en dos fases diferentes. La primera es cuando recién comienzas y quieres tener un aproximado de lo que podría costar tu empresa, antes de que comience a producir ganancias. La otra es si ya estás en pláticas con un inversor y ocupas tener una referencia comparativa sencilla y, hasta cierto punto, estandarizada.


Por último

Ahora que ya conoces los diferentes factores y métodos para valuar una startup, debes tener en cuenta que no existe una forma universal para la valuación de todas las empresas.


Se necesita saber el estado, industria, etapa y situación de tu compañía, para decidir qué método es el recomendable para tu startup. De esta forma, obtendrás el valor correcto de tu empresa

¡Únete a la Tribu! Recibe contenido financiero exclusivo.