6 recomendaciones para que tu empresa libre la cuesta de enero

December 14, 2022
money in Mexico, startup charge card, corporate credit card

La cuesta de enero es un término que no solo compete a las personas de a pie, también las empresas de retail suelen afrontar esta problemática y las de alto crecimiento no están exentas de la misma. 

Iniciar con el pie derecho 2023 es de vital importancia para la salud financiera de tu empresa, y si bien la cuesta de enero es un fenómeno que se presenta por una combinación de factores que no estarán del todo dentro de tu cancha (como la inflación), es importante tener bajo control los factores que sí lo estén. Recordemos, sin ánimos de ser alarmistas, es un hecho que puede darse una crisis importante el siguiente año. 

De acuerdo con un estudio del Banco Mundial, cuando los bancos centrales de todo el mundo aumentan simultáneamente las tasas de interés para responder a la inflación —que cerrará en 8.8% este año para disminuir a 6.5% en 2023 según datos del FMI—, el mundo podría estar avanzando, poco a poco, hacia una recesión mundial en 2023 y una serie de crisis financieras en los mercados emergentes.

De ahí que el hecho de haber tenido un buen manejo de las finanzas de tu empresa a lo largo de este año, en diciembre pueda significar un gran paso para evitar pasarla mal en esta cuesta que se avecina, que es cuando suele darse un aumento en el precio de algunos productos o insumos.

Si no has prevenido esta cuesta, aquí te damos una serie de consejos para librarla.

1. Haz un balance entre ingresos y egresos

Tu empresa debería estar siempre analizando sus gastos y entender en qué forma impactan sobre la rentabilidad y el desarrollo del negocio, para así poder tomar decisiones informadas en todo momento. Un primer paso para estar preparado ante la cuesta de enero consiste en evaluar tus gastos e ingresos que la empresa tendrá durante los primeros meses del año.

Pudiera parecer una obviedad, pero el simple ejercicio de hacer un análisis retrospectivo de años previos sobre este periodo te ayudará a ti y a tu departamento financiero a decidir qué posibles gastos serán necesarios y los que no tanto. 

Esta medida preventiva también te puede ayudar a negociar con antelación con algunos proveedores con quienes pudieras llegar a algún acuerdo de prórroga de pagos.

2. Saca provecho de tus canales digitales

¿Sabes qué es lo más fabuloso de los medios digitales —ya sea el sitio web o las redes sociales de la compañía—, además de la posibilidad de fungir una increíble herramienta para promocionar tus productos o servicios? Que su alcance es enorme y la inversión necesaria para una buena estrategia de comunicación es relativamente mínima.

Analiza bien qué plataformas son las que más favorecen tu negocio de acuerdo con tu segmentación de mercado. Dependiendo de ello verás qué plataforma o red social incluso, es la más favorable para generar una estrategia de comunicación.

Una idea es que ofrezcas descuentos o promociones que sean válidos solo en estos canales para que tengas más visitas, más gente conozca tu marca y al final se traduzca en mayores ingresos.

3. Ofrece promociones de pagos a plazos

Considera que los bolsillos de tus clientes estarán golpeados después de los gastos que suelen hacer en diciembre. 

De acuerdo con un estudio realizado por Kantar, los consumidores planean desembolsar este mes, 5 mil 197 pesos, un incremento de 6 por ciento o de 283 pesos con respecto a los 4 mil 914 pesos reportados el año pasado.

Así, una buena estrategia a tomar en cuenta es ofrecer plazos en los pagos de tus clientes a meses sin intereses, o que compren ahora y comiencen a pagar en un par de meses. Considera un incentivo para quienes decidan pagar de contado. El descuento no debe ser considerable, lo que importa es el mensaje a tus clientes de que es estás procurando un ahorro, y también les facilitará tomar la decisión de hacer alguna compra.

4. Optimiza tu recursos

Es probable que en tu empresa la energía y las materias primas sean inversiones esenciales, solo que si analizas con lupa esos costos, tal vez descubras que no están siendo aprovechadas óptimamente y, por ende, representen una fuga de capital.

Haz un análisis de los materiales que sean estrictamente necesarios para la operación y puedas generar la producción de mes con los insumos suficientes, sin desembolsar de más ni que tampoco haya merma de recursos. Para hacer esto solo debes voltear a ver a las ventas de años anteriores.

5. Mantén a raya los gastos no deseados

La reducción de costos es una estrategia que las empresas pueden emplear para contrarrestar la cuesta de enero. Debes saber que no todos los pagos son prioritarios en tu empresa; analiza cuáles de ellos son secundarios y de ellos, seguramente sabes cuáles pueden esperar y por cuánto tiempo pueden prolongarse. Esto dará cierto margen y respiro a la compañía para hacer frente a otros gastos regulares que no pueden postergarse.

6. Solicita un préstamo o crédito

Los préstamos o créditos son un excelente recurso para tu empresa. Solo debes encontrar una buena opción que vaya de acuerdo con tus necesidades para que puedas obtener buenos beneficios y se apegue a tus objetivos.

Solo un análisis a profundidad te permitirá saber exactamente cuánto necesitas para hacer frente a tus gastos durante la cuesta de enero. Toma en cuenta insumos, materia prima, pago de nómina, renta de local, entre otros elementos fundamentales. La idea es que este préstamo represente un colchón que te permita no recurrir a tus ahorros o utilidades generadas. 

Hoy en día hay un sinfín de opciones para solicitar créditos para tu empresa que van mucho más allá de la banca comercial.

Así, anticipación es la clave. Solo anticipándote a la cuesta de enero podrás hacerle frente de la mejor manera. Así que es momento de que comiences a planear las acciones que deben realizarse y cuanto más posibles escenarios te plantees es más probable que logres superarla.